Palacio de Justícia de Barcelona

FICHA TÉCNICA
Rehabilitación del vestíbulo, las fachadas y las cubiertas.

EMPLAZAMIENTO: Paseo Lluís Companys, 14, Barcelona.
CLIENTE: Departamento de Justícia
SUPERFICIE: 7.102 m2.
PRESUPUESTO: 6.436.786 €
FECHA DEL PROYECTO: 2007.
PERIODO DE LA OBRA: 2008 – 2015
COLABORADORES: Instalaciones: J. Boneu, E. Manrique y J. Serra

PREMIOS:
– Equipo ganador del concurso público convocado por GISA para la redacción del proyecto básico y ejecutivo, estudio de Seguridad y Salud y posterior dirección de obra de “Rehabilitación del vestíbulo de acceso y de las Fachadas y Cubierta del Palacio de Justicia de Barcelona”.

MEMORIA
Con motivo del centenario de la inauguración del Palacio de Justicia (1908), se propuso la recuperación de la imagen monumental del edificio como sede de los máximos órganos judiciales de Catalunya, haciendo desaparecer los signos de envejecimiento y deterioro mediante la rehabilitación y reforma de las cubiertas, las fachadas y el vestíbulo. Tras estas reformas, el edificio acogerá el Consejo de Justicia de Catalunya, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña y la Fiscalía Superior de Cataluña.
La intervención se ha llevado a acabo en tres fases:
Fase 1 VESTÍBULO: Protecciones en las fachadas exteriores. Actuaciones de rehabilitación en el vestíbulo incluyendo la restauración del lucernario.
Fase 2 CUBIERTAS: Rehabilitación de las cubiertas.
Fase 3 FACHADAS: Restauración de las fachadas exteriores y restauración de las fachadas de patios interiores.
Las características principales de la actuación derivan de las exigencias del programa de necesidades y de una serie de ideas básicas que han guiado el proceso de diseño de todas las fases:
– Restauración de los elementos constructivos, recuperando, cuando se tiene constancia, los acabados y los colores originales, utilizando criterios de coherencia con las reglas neoclásicas utilizadas por los arquitectos Josep Doménech i Estapà y Enric Saguier.
– Recuperación de la imagen monumental del Palacio de Justicia y adaptación del contenedor a las necesidades del siglo XXI.
– Adecuación del comportamiento técnico de la envolvente para los requerimientos de estanqueidad y estabilidad que requiere un edificio de estas características.
– Compromiso continúo para la consolidación y reparación de los elementos deteriorados según un criterio de priorización de la restauración de las piezas originales y la utilización de los sistemas constructivos tradicionales.