Instituto de Investigación Hospital de Sant Pau

FICHA TÉCNICA
Conjunto de edificios  destinados a la investigación, con un consumo energético cercano a cero, que dialogan, mediante la fachada cerámica tecnológica, con los edificios existentes, declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

EMPLAZAMIENTO: Hospital de la Santa Creu y Sant Pau, Barcelona
CLIENTE: Fundación privada Hospital de la Santa Creu y Sant Pau
SUPERFICIE: 28.152 m2
PRESUPUESTO: 46.145.542 €
FECHA DEL PROYECTO: 2012
COAUTORES: Pich-Aguilera Arquitectos

PREMIOS:
– Primero premio en el concurso para realizar el proyecto y la construcción del nuevo instituto de investigación del Hospital de Santa Creu y Sant Pau en Barcelona. En colaboración con Pich-Aguilera Arquitectos.

MEMORIA
CRITERIOS BÁSICOS DE LA PROPUESTA ARQUITECTÓNICA
Volumetría Exterior
− Proponemos unos volúmenes potentes y macizos, de geometría clara y limpia, que se elevan por encima del espacio público, y ponen de relieve el carácter institucional de los edificios.
− Las plantas bajas se abren con mucha transparencia para abocarse a su entorno y hacer patentes los accesos a estos nuevos equipamientos.
Tratamientos de Fachadas
− Hemos previsto una piel cerámica, tecnológica y con una perforación continua, de la misma gama cromática de los pabellones históricos de Domènech y Montaner.
− Las diferentes orientaciones de las fachadas se resuelven con diferentes posiciones de las piezas que constituyen la piel, con tal de proporcionar la máxima protección solar y garantizar una gran permeabilidad visual en las estancias  interiores y, a su vez, impedir las visuales directas desde el exterior que afectarían la privacidad de los usuarios.
Funcionalidad y Distribución
Hemos estudiado cuidadosamente los flujos de relación entre los diferentes usos, con tal de emplazarlos en las situaciones más ventajosas desde los siguientes puntos de vista:
− Que los recorridos más frecuentes sean lo más cortos posibles
− Minimizar las conexiones en pasillos
− Aportar espacios de interrelación amplios, bien iluminados, que permitan los encuentros con grupos o en “petit comité”, repartidos por todo el edificio.
− Cumplir escrupulosamente la separación de recorridos incompatibles (público-restringido, limpio-sucio, usuario-mercancías…)
− Aportar espacios flexibles, que puedan ser lugar de encuentro, aula de formación, sala de reuniones… con un mínimo de medios para convertirlos de un uso al otro.
Estas medidas nos han permitido optimizar la relación superficie útil-superficie construida, hasta el extremo que hemos acabado construyendo menos superficie de la prevista y dando más superficie útil que la pedida.
Máxima Eficiencia Energética
La presente propuesta para los edificios del Instituto de Investigación ha sido concebida para conseguir la máxima eficiencia energética teniendo en cuenta la totalidad de la vida útil de sus componentes y reduciendo al máximo emisiones y gastos de mantenimiento sin ver penalizados el coste ni el confort.
Se han tenido en cuenta las siguientes estrategias:
− Reducción de energías y materiales durante el proceso constructivo.
− Priorización de los elementos desmontables, reciclables y reutilizables en la elección de los sistemas constructivos.
− Reducción del consumo energético mediante estrategias activas de diseño eficiente.
− Reducción de consumos gracias a sistemas activos de alta eficiencia y sistemas de gestión avanzados, tanto de clima, como de iluminación y de agua.
Las estrategias de ecoeficiencia permitirán un ahorro del 62% de consumo de energía (kWh) respecto a un edificio de referencia de la misma tipología que cumpla la normativa, reduciendo el ratio de consumo de los 160 kWh/m² hasta los 59 kWh/m². Las emisiones de CO2 tendrán un ahorro del 62 % con respecto al edificio de referencia (31,5 Kg CO2/m² año).
Los edificios integraran en cubierta la instalación de paneles fotovoltaicos para producir la energía eléctrica suficiente para la producción de frio y calor (estimada en el 31% del consumo total). Esto permitirá garantizar un consumo 0 en la producción de clima, tanto frío como caliente.
Por tanto, respecto al objetivo de la Comisión Europea para el 2020 del 20/20/20 de ahorro (energía, CO2 y producción con renovables) en nuestros edificios partimos ya de unos ratios de 62/62/31, sin incrementar el coste previsto para los edificios.
A la vez podemos garantizar que el proyecto estará en perfectas condiciones para obtener una buena certificación tipo Leed, optando a la calificación oro (obteniendo al menos 64 puntos de los 110 posibles).