Casa MIS

FICHA TÉCNICA
Reforma y rehabilitación de una vivienda entre medianeras en el centro histórico de Sant Boi del Llobregat.

EMPLAZAMIENTO: Sant Boi de Llobregat.
CLIENTE: Privado.
SUPERFICIE: 150 m2
FECHA DEL PROYECTO: 2007
PERIODO DE LA OBRA: 2008 – 2009
COAUTOR: Josep Carreté

MEMORIA
El proyecto aborda la reforma y la rehabilitación de una casa entre medianeras del núcleo histórico de Sant Boi de Llobregat. Se trata de una edificación antigua, de construcción heterogénea y con adiciones y modificaciones de sus partes de cronologías muy diversas que acaban a inicios del siglo XX pero que se remontan como mínimo al siglo XV.
Encontramos un edificio muy deteriorado. El proyecto quiere pensar la casa como un gran contenedor limitado por sus muros gruesos e irregulares que mantienen la volumetría y que se incorporan a la intervención con la plusvalía de su tectónica. Hay techos de vigas de madera y bóvedas que se consolidan y permanecen. Otras, en peor estado, se hacen nuevos de viguetas metálicas y tablero contrachapado.
La decisión principal del proyecto es resituar levemente la cota de estos nuevos techos y mover la posición original de la escalera, de forma que cambia la concepción del espacio interior de la casa y su ley distributiva. Desaparecen los pasos interiores oscuros y se generan sutilmente, en un todo continuo, unos espacios servidos y unos espacios servidores que basculan, los últimos, tocando a la escalera que los recoge verticalmente. El espacio fluye siempre a través de estos interiores diáfanos, mimando los planes irregulares de las paredes ancestrales de perímetro, en un volumen único que te invita, desde cualquier rincón de la casa, a descubrir siempre nuevas visuales inesperadas y sugerentes.
La simplicidad de la elección de los materiales y de los colores (el blanco de los techos y paredes, la madera de los pavimentos, el color rojo del linóleo, el contrapunto de unas instalaciones vistas, etc.) ayuda a crear una atmósfera de luz y frescor que te permiten releer esta vieja casa con unos ojos verdaderamente  contemporáneos. Una discreta fachada a calle se compensa per el estallido del patio interior, con avidez obsesiva de aire y luz que alienta vida a toda la vivienda.