Casa CALNES

FICHA TÉCNICA
Vivienda unifamiliar entre medianeras en Sant Boi de Llobregat.

EMPLAZAMIENTO: Sant Boi de Llobregat.
CLIENTE: Privado.
SUPERFICIE: 150 m2
FECHA DEL PROYECTO: 2003
PERIODO DE LA OBRA: 2005 – 2008
COAUTOR: Josep Carreté

MEMORIA
La vivienda se inserta en una trama urbana heterogénea y desestructurada del núcleo antiguo de la población, entre casas viejas, jardines, medianeras terribles, masías antiguas, etc… Un solar pequeño y estrecho, con ordenación de casa con patio, sitúa y justifica el proyecto de la vivienda. La casa se desarrolla en dos plantas y un sótano. Son plantas limpias, de forma rectangular, rodeada por franjas estrechas de jardín por tres de sus lados y con una franja lateral construida que la ajusta a la medianera vecina.
La planta baja, en dos niveles contiene el programa de día y tiene la relación franca con el jardín envolvente. La planta primera dispone los dormitorios y goza de las vistas lejanas. El tipo de suelo y la cimentación profunda de pilotes a causa de un desnivel topográfico importante al final del solar hizo considerar favorablemente la construcción de una planta sótano, que se incorporó como espacio polivalente en continuidad con el resto de la planta baja. La casa se concibe, por lo tanto, en cuatro niveles (el sótano, la sala-acceso, la cocina-comedor y la propia escalera que te enfila diáfanamente hasta arriba de todo de la vivienda) confiriendo por todo el interior una riqueza de volumen y de visuales inesperados que multiplican la percepción dimensional y dan carácter a toda la casa.
El mismo condicionante geotécnico abocó a una vivienda ligera, de peso propio contenido, materializado en una estructura de pilares metálicos y techos de chapa colaborando. La casa incorpora esta característica técnica como plusvalía compositiva, dejando visto todo el entramado estructural bajo una patina de color blanco.
Exteriormente, el volumen de la casa está envuelto en una piel tensa de obra vista, de color muy claro, ribeteada por un perfil metálico negro que recuerda la ligereza de la estructura y que explica con cada uno de sus repliegues como es la casa y como se quiere relacionar con el exterior inmediato. El resto son grandes vacíos oscuros, agujeros negros ávidos de luz que hacen explotar, después, por todo el interior contagiando una atmósfera clara y limpia. Un color vivo hace de contrapunto cromático entre el rigor del claro y del oscuro, y delata que hay vida dentro y fuera de la vivienda.