Campo de fútbol Carlos Tartiere

FICHA TÉCNICA
Estadio de fútbol para 30.000 espectadores sentados con todas las localidades cubiertas.

EMPLAZAMIENTO: Parque del Oeste, Oviedo
CLIENTE: Ayuntamiento de Oviedo (GESUOSA)
SUPERFICIE: 90.000 m2
PRESUPUESTO: 34.102.372 €
FECHA DEL PROYECTO: 1998
PERIODE DE LA OBRA: 1998 – 2000
COAUTOR: Emilio Llano

PREMIOS:
– 1997. Equipo ganador del concurso convocado por el Ayuntamiento de Oviedo para la redacción del proyecto y la dirección de obra del Estadio “Carlos Tartiere” de Oviedo.
– 2001. Premio Nacional de Arquitectura Deportiva.

PUBLICACIONES:
Revista Cauce 2000, núm. 102. “Estadio Municipal Carlos Tartiere de Oviedo”. Publicado por el Colegio Oficial de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Madrid. Enero – Febrero del 2001.
Revista AB, núm. 79. “Estadi Municipal Carlos Tartiere, Oviedo”. Sección Visitas de Obras. Publicado por el COAC. Julio del 2001.

MEMORIA
Se trata de una obra que pretende dar la máxima expresividad, ordenación y relación entre sus distintos elementos, adoptando el hormigón como material estructural. Estructura y función caracterizan esta obra. La estructura se despoja de todo elemento superfluo para transformarse en la imagen del propio edificio.
Formalmente, el estadio se configura a partir de cuatro torres rectangulares, situadas en las cuatro esquinas del gran rectángulo de 177,4 x 164,6 m. que se define. En estas torres se sitúan las comunicaciones verticales y los servicios para el público en general.
La estructura que sostiene las gradas y que va definiendo el estadio de torre a torre es de costillas-muros de hormigón armado dispuestas perpendicularmente a los cuatro lados del terreno de juegos. Los forjados son unidireccionales de hormigón armado y las gradas son prefabricadas del mismo material. La cubierta del estadio es metálica y está formada por perfiles de acero laminado y rematada por una chapa metálica grecada.
Las características principales de la organización y de la forma del edificio derivan de las exigencias del programa de necesidades y de una serie de ideas básicas que han guiado el proceso de diseño:
– Resolución con la máxima eficacia de los accesos a las gradas.
– Circunvalación exterior de todo el estadio para poder acceder desde cualquier punto interior
– Posibilidad de jugar dos partidos de fútbol seguidos.
– Instalaciones vistas, anti-vandálicas y automáticas controladas desde el centro de control correspondiente.
– Facilidad de acceso de minusválidos a la gran mayoría de las zonas del estadio.
– Accesos independientes y bajo-cubierta para deportistas, organizadores, VIP y prensa.
– Fácil y rápida evacuación de todos los espectadores.
– Garantía de una buena visión libre de obstáculos para todo el público, mediante la concreción de la curva de las gradas paralela a la curva de visibilidad.
– Previsión de una zona de seguridad en cada una de las cuatro torres en los accesos a las gradas superiores Norte y Sur.