6 viviendas en Llançà

FICHA TÉCNICA
Reforma integral de un edifico de 6 viviendas, locales y aparcamientos en Llançà

EMPLAZAMIENTO: Calle Unió, 7, Llançà
CLIENTE: Privado.
SUPERFICIE: 694 m2
PRESUPUESTO: 720.000 €
FECHA DEL PROYECTO: 2005
PERIODO DE LA OBRA: 2007 – 2008
COAUTOR: Josep Carreté

MEMORIA
Se accede a través de calles estrechas y sinuosas, casi laberínticos…Y en seguida te sorprende este edificio más grande que los otros, de muros gruesos y estructurados, de oberturas esbeltas y compuestas, “de señores” según el imaginario urbano del pueblo de Llançà. Con sentencia judicial de ruina técnica en la mano, lo más fácil era derruirlo y listo…pero la reflexión con la promotora a los inicios del proyecto fue una experiencia enriquecedora…y loable, porque la conclusión fue escoger el camino difícil…pero era el único camino que preservaba un edificio singular y le restituía toda su personalidad alargando su historia en el tiempo.
El proyecto propone la reforma y rehabilitación integral del edificio existente. Se mantienen las tres fachadas del edificio, sus oberturas y sus elementos ornamentales característicos y se aprovecha la estructura interior de los muros de carga. Se vacía todo por dentro, des del tejado hasta los cimientos. Se forma un entramado de vigas metálicas que unen toda la estructura perimetral y central de los muros de carga. El entrevigado es de chapa colaborarte. Solamente se mantienen algunas vueltas del techo en planta baja. Se resitúa la escalera en medio de la planta, adatándola a los nuevos requerimientos técnicos y normativos y que, además, deviene un pozo de luz al corazón del edificio. Se crean 6 viviendas, 2 locales comerciales y 6 plazas de aparcamiento. Hay tres viviendas en la planta baja y tres en la segunda, dispuestas longitudinalmente en cada fachada. Las tres viviendas superiores incorporan una planta de sota cubierta, que ya existía, a la que ahora se accede des de cada vivienda por una escala interior y se relaciona visualmente a través del doble espacio creado.
La concepción de las viviendas quiere ser, como contrapunto al peso de la historia de las paredes, nueva y fresca. El espacio que define estos interiores es un paso ancho y diáfano que une de un lado a otro la vivienda. Se marca con un cambio de pavimento y una altura acotada de techo. Es el hueso que une todos los espacios de la casa: dormitorios, baños y una escala interior que llega a la cocina y a la sala que, a la hora, establecen un eje perpendicular que se lanzan hasta encontrar la luz. Sencillez de formas, de materiales y de colores, buscando un dialogo armonioso entre lo nuevo y lo viejo. Cuando hoy los pasos se deshacen en el laberinto de calles del viejo Llançà aún sorprende un edificio entre los otros.