4 viviendas en la C/ de les Eres

FICHA TÉCNICA
4 Viviendas unifamiliares apareadas en Sant Boi de Llobregat

EMPLAZAMIENTO: Calle Eres, 11, 13, 15, Sant Boi de Llobregat
CLIENTE: Privado
SUPERFICIE: 448 m2
PRESUPUESTO: 638.699 €
FECHA DEL PROYECTO: 2004
PERIODO DE LA OBRA: 2007 – 2009
COAUTOR: Josep Carreté

MEMORIA
Proyecto de 4 viviendas entre medianeras de nueva planta con mantenimiento de una servidumbre de paso. La posición dentro de la finca del pasaje y sus peculiaridades registrales son inputs suficientes para condicionar unas tipologías atípicas pero sugerentes.
Las 4 viviendas propuestas son muy diferentes entre ellas, dos a dos. Las casas núm.11 y 13 tienen el acceso de personas y el aparcamiento de coches des de la calle Les Eres.
Su estructura de espacios es casi simétrica, gemela. En la planta baja encontramos la entrada y el programa de noche, que se abre a la fachada posterior. La planta primera se plantea como un único espacio diáfano, delante-detrás, donde se desenvuelve el programa de día. La planta segunda es una semi-cubierta con un patio en un tejado que al mismo tiempo genera un doble espacio interior.
Las casas núm. 15A y 15B también tienen una estructura de espacios gemelas. Tienen el acceso en el pasaje de la servidumbre de paso y su disposición, de través, origina la col locación de una casa completamente abierta a la fachada de la calle y la otra a la fachada posterior. Son de dimensiones más reducidas que las casas anteriores. En la planta baja esta el acceso y un aparcamiento en continuidad con el pasaje. En la planta primera se desarrolla todo el programa funcional en un único espacio diáfano sub-divisible en dos: zona de día/dormitorio En la planta segunda hay también unas buhardillas que vuelven a generar un doble espacio interior.
La distribución franca del programa funcional propone espacios amplios y fáciles, acercándolos pero nunca separándolos, expresamente confusos. Los dobles espacios interiores expanden la percepción dimensional del interior de las viviendas y garantizan un juego sorprendente de visiones cruzadas. La luz natural clara y el aire fresco atraviesan con facilidad los espacios de un lado al otro y de arriba abajo, deviniendo el alma que llena esta arquitectura.
La fachada busca el equilibrio entre la normativa vigente del casco antiguo y la adecuación a una tipología singular y un lenguaje contemporáneo intencionado. Con este objetivo, se plantea una franja de lamas de madera, del suelo hasta la cornisa, con un ancho de 4 metros, situadas a eje de las casas 11 y 13 que, además de generar los accesos y situar las escaleras, tiene el objetivo de fragmentar compositivamente la intervención global, previendo encontrar la justa dimensión del cuerpo de casa característico del entorno urbano próximo. Los colores de las fachadas, juntamente con las texturas de madera y del metal de las oberturas y remates, acaban de cualificar y personalizar la intervención.